Un país más y mejor conectado

30 nov 2012 | Nota Informativa

Imprime Comparte          

regresar
Las centrales eólicas: Oaxaca I y La Venta III en Santo Domingo Ingenio, Oaxaca.

Durante la administración del Presidente Calderón, se impulsó la construcción y modernización de infraestructura como palanca para el desarrollo. El objetivo fue detonar el crecimiento económico, crear empleos, eliminar rezagos sociales, propiciar la igualdad de oportunidades y garantizar la suficiencia energética.

La estrategia en materia de infraestructura carretera se enfocó en construir y modernizar los grandes ejes carreteros que atraviesan al país para detonar el desarrollo social y económico. Destacan los ejes México-Tuxpan, de 283 kilómetros, y la Carretera Durango-Mazatlán, de 372 kilómetros, atraviesa la Sierra Madre Occidental.

En seis años el esfuerzo fue histórico. Se construyeron o modernizaron 21 mil kilómetros de carreteras y caminos rurales por parte del Gobierno Federal, más dos mil de la Comisión de Pueblos Indígenas. Dan un total de 23 mil kilómetros de carreteras construidas o modernizadas, poco menos que lo realizado en las tres administraciones pasadas juntas.

Se impulsaron proyectos de gran magnitud que, por sus dimensiones e impacto, se encuentran entre los primeros lugares a nivel mundial como la Hidroeléctrica La Yesca; el Puente Baluarte, el más alto de su tipo en el mundo; el Puente Albatros, el primer puente basculante de América Latina; el Túnel Emisor Oriente, que disminuye los riesgos de inundación en la ciudad de México y la planta de tratamiento de aguas residuales de Atotonilco, la más grande del país, saneará 60% de las aguas negras del Valle de México.

De 2007 a 2012, se invirtieron 21 mil 110 millones de pesos en el sector aeroportuario. Con obras de mantenimiento en Ciudad Obregón, Toluca, Ciudad Juárez, Minatitlán, Tapachula, Villahermosa y Ciudad de México.

Asimismo, se construyeron cinco muelles para cruceros, en los puertos de Guaymas, Mazatlán y Manzanillo y Puerto Vallarta. Ampliaciones de los aeropuertos de Toluca, Loreto, Monterrey, Guadalajara, Puerto Vallarta, Cuernavaca y Querétaro, así como la construcción de la segunda pista del aeropuerto de Cancún y la puesta en operación de la Terminal 2 del AICM y del nuevo aeropuerto de Puerto Peñasco en Sonora.

La inversión que se destinó a infraestructura eléctrica es la más alta en la historia, 282 mil millones de pesos. También se promovió la diversificación hacia fuentes limpias de energía con obras como el Proyecto Integral Manzanillo, las Centrales Eólicas Oaxaca I, II, III y IV (406 megawatts) y las Centrales Hidroeléctricas La Yesca y El Cajón (750 megawatts cada una).

La inversión pública en la industria petrolera ascendió a 1 billón 569 mil millones de pesos, lo que significó un incremento de 63.3% en comparación con lo invertido en la administración anterior, para fortalecer y modernizar a Petróleos Mexicanos.

En el 2011 la inversión pública en Pemex y sus organismos subsidiarios se estimó en 286 mil 338 millones de pesos, cuatro veces más que hace una década, lo que ha permitido, entre otros aspectos, alcanzar una tasa de restitución de reservas probadas de 100%.  Es decir, el país comprobó un barril de reservas probadas por cada barril que extrajo.

Estas transformaciones permitirán a generaciones de mexicanos tener una mayor conectividad, aumentar la competitividad económica y disfrutar de mejores condiciones de vida.

RESIDENCIA OFICIAL DE LOS PINOS, Tel. 5093 5300 Atención a la ciudadanía: 01 800 080 1127 (llamada sin costo)
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2012 - Sistema Internet de la Presidencia
POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y MANEJO DE DATOS PERSONALES