Seguridad y justicia, una verdadera transformación

30 nov 2012 | Nota Informativa

Imprime Comparte          

regresar
El Presidente Calderón en la Conmemoración del Día del Policía

 

Al inicio del sexenio, la administración del Presidente Calderón encontró a México inmerso en una dinámica donde el fenómeno delictivo evolucionaba y las instituciones de seguridad y justicia involucionaban.

Desde hace más de una década, el comportamiento de la criminalidad cambió al dejar México de ser un lugar de tránsito de drogas para convertirse en uno de consumo. Los criminales buscaron nuevos mercados entre los jóvenes, impulsados por el crecimiento en el ingreso de la población. La violencia asociada al narcomenudeo y al narcotráfico generó una de las crisis más graves de seguridad que se hayan registrado.

Paralelo al crecimiento de la delincuencia, la involución de las instituciones de seguridad y justicia permitieron la corrupción y que, en algunos casos, la policía terminara coludida con las organizaciones criminales.

Para el Gobierno Federal la decisión legal y ética de luchar por la seguridad y recobrar la tranquilidad de los mexicanos era impostergable. Contener y debilitar a las organizaciones criminales; transformar las instituciones de seguridad y de justicia y fortalecer el tejido social fueron los ejes de acción a través de la Estrategia Nacional de Seguridad.

 

Contención y Debilitamiento de las Organizaciones Criminales

En esta administración se lograron aseguramientos sin precedentes a las organizaciones criminales, se aseguraron toneladas de cocaína, marihuana y metanfetaminas. También vehículos terrestres, marítimos y aéreos, así como millones de dólares en efectivo y armamento. Se detuvo a 25 de los 37 criminales más buscados por la Procuraduría General de la República y se desarticularon redes de control y distribución de drogas.

Se puso en marcha el sistema tecnológico denominado Plataforma México, que le otorga a la nación capacidades inéditas para la recopilación,  sistematización y consulta de información estratégica aplicada a la seguridad pública.

 

Fortalecimiento, Depuración y Reconstrucción de las Instituciones de Seguridad y Justicia

La Policía Federal experimentó una profunda transformación, al convertirse en una corporación moderna, capacitada y bien equipada. Su estado de fuerza pasó de poco más de 6 mil elementos, en 2006, a más de 36 mil en 2012. Se incorporaron más de 7 mil jóvenes universitarios que aportan su formación profesional a tareas sustantivas para la prevención y combate al crimen. La PF hoy cuenta con personal, instalaciones y equipamiento de vanguardia que garantizan su operación bajo un Nuevo Modelo de Policía.

Se impulsó la reorganización y el fortalecimiento de la Procuraduría General de la República con el fin de promover una procuración de justicia eficaz. Para ello, reformó su Ley Orgánica y reconfiguró a la Policía Federal Ministerial a través de procesos de evaluación, depuración e incentivos al desempeño. Además, en respuesta a una demanda de la sociedad, el Presidente Calderón inauguró la Procuraduría Social de Atención a las Víctimas de Delitos (Províctima) para brindar servicios integrales a las víctimas u ofendidos de delitos.

Respecto a las Fuerzas Armadas, entre diciembre de 2006 y agosto de 2012, se logró que el 99.1% del total de efectivos del Ejército y Fuerza Aérea y 96% de la Marina Armada se capacitaran en materia de derechos humanos.

El Gobierno Federal apoyó con más de 67 mil millones de pesos a los gobiernos locales para que capaciten, evalúen y depuren a sus cuerpos policiales. Por su parte, las instancias federales cumplieron con la meta de llegar al 100% de evaluaciones con controles de confianza a los elementos de la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Seguridad Pública Federal.

Se transformó también el marco institucional en materia de seguridad y procuración de justicia. Se concretaron reformas como la Reforma al Sistema de Justicia Penal, la de Migración, de Amparo y la Reforma Constitucional de los Derechos Humanos, que colocan a México a la vanguardia de la promoción y defensa de los derechos humanos.

 

Prevención del delito y reconstrucción del tejido social

El Gobierno Federal puso en marcha estrategias y programas como Recuperación de Espacios Públicos y Hábitat por el que se recuperaron más de 5 mil espacios públicos y centros de desarrollo comunitario.  La Estrategia Nueva Vida conformó una de las redes de prevención, atención y tratamiento de adicciones más grande de América Latina. Se crearon 335 Centros Nueva Vida en los 261 municipios con mayor prevalencia de adicciones. El Programa Escuela Segura permitió la prevención en 47 mil 316 escuelas incorporadas.

La Estrategia Todos Somos Juárez reconstruyó el tejido social y atacó de fondo el problema de la inseguridad en Ciudad Juárez a través de acciones sociales, económicas y de seguridad desde 2010. La violencia se redujo 50% comparado con el mismo periodo de 2011.

La Estrategia Nacional de Seguridad se sustentó en el respeto irrestricto a los Derechos Humanos y en la apertura al escrutinio. También jugaron un papel relevante la participación y vinculación con la ciudadanía. En 2012, se anunció la participación de cinco ciudadanos como invitados permanentes en el Consejo Nacional de Seguridad Pública. El Presidente Calderón encabezó 17 Diálogos por la Seguridad  donde escuchó opiniones y atendió propuestas de organizaciones de la sociedad civil y miembros de los tres órdenes de gobierno.

RESIDENCIA OFICIAL DE LOS PINOS, Tel. 5093 5300 Atención a la ciudadanía: 01 800 080 1127 (llamada sin costo)
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2012 - Sistema Internet de la Presidencia
POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y MANEJO DE DATOS PERSONALES