veda

El Presidente Calderón en la Firma del Decreto para la Prórroga en el Pago de las Cuotas al IMSS

13 may 2009 | Discurso

Imprime Comparte          

regresar

Residencia Oficial


Gracias y muy buenas tardes, amigas y amigos.
 
Ciudadano Armando Paredes Arroyo, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial.
 
Ciudadano Joaquín Gamboa Pascoe, Presidente de la Confederación de Trabajadores de México.
 
Ingeniero Salomón Presburger, Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos.
 
Maestro Juan Moisés Calleja, Secretario General del Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social.
 
Ciudadano José Luis Carazo Preciado, de la Confederación de Trabajadores de México y miembro del Consejo Técnico del Instituto.
 
Contador Público Mario Sánchez Ruiz, Presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo.
 
Ciudadano Valdemar Gutiérrez Fragoso, Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social.
 
Ingeniero Ricardo González Sada, Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana.
 
Ciudadano Mario Martínez, de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos y también miembro del Consejo Técnico.
 
Señor licenciado Ignacio Cuauhtémoc Paleta, de la Confederación Regional Obrera Mexicana y miembro del Consejo.
 
Ciudadano Víctor Flores, Secretario del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana.
 
Señor licenciado Juan Carlos Cortés, Presidente del Consejo Nacional Agropecuario.
 
Señor licenciado Miguel Marón Manzur, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación.
 
Ciudadano Constantino Romero González, del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana y miembro del Consejo.
 
Ciudadano Ismael Plascencia Núñez, Presidente Nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda y miembro del Consejo Técnico del Seguro Social.
 
Licenciado Enrique Aguilar Borrego, de la Federación Nacional de Sindicatos Bancarios.
 
Señor licenciado Humberto Ojeda Silva, del Congreso del Trabajo.
 
Señor licenciado Francisco Mijares Noriega, de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados.
 
Ciudadano Vicente Yáñez Solloa, Presidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales.
 
Licenciado Alejandro Martínez Gallardo, de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos y miembro del Consejo.
 
Ciudadano Gilberto Muñoz Mosqueda, del Sindicato de Trabajadores de la Industria Química, Petroquímica, Carboquímica, Similares y Conexos de la República Mexicana.
 
Distinguidos integrantes del Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social.
 
Ciudadanos integrantes y colaboradores del Gabinete del Poder Ejecutivo.

Señoras y señores:
 
Durante los últimos meses México ha enfrentado una situación compleja, derivada de la crisis económica internacional que ha tenido, como sabemos, efectos negativos en términos de crecimiento económico, inversión y empleo en nuestro país, por ser fundamentalmente una economía plenamente correlacionada con la economía de los Estados Unidos.
 
A diferencia, sin embargo, de crisis anteriores, en esta ocasión nuestro país ha estado mejor preparado para enfrentar la adversidad y, por ello, entre Gobierno y sociedad hemos podido tomar, de manera responsable y oportuna, diversas medidas de política económica para proteger el empleo y el bienestar de las familias mexicanas.
 
Por eso, como parte del Acuerdo Nacional en favor de la Economía Familiar y el Empleo, que celebramos todos en enero del año pasado, se tomaron medidas para apoyar al aparato productivo y entre las que destaca un impulso sin precedentes a la inversión en infraestructura.
 
Quiero destacar, por ejemplo, que en el primer trimestre de este año, de enero a marzo, la inversión física, el gasto en inversión física del Gobierno Federal creció en un 90 por ciento; es decir, en términos nominales, comparado con el mismo periodo del año anterior.
 
Otra medida que tomamos fue el fortalecimiento de los apoyos crediticios a pequeñas y medianas empresas. Hasta el mes de abril se ha impulsado el crédito al sector productivo por casi 22 mil millones de pesos, una cifra sin precedente para los primeros meses de un año.
 
Por otra parte, se puso en marcha el Programa de Preservación del Empleo, y a la fecha están inscritos en este programa más de 200 mil trabajadores de industrias vinculadas el sector externo que, de no existir este programa, hubieran perdido su trabajo.
 
Otros temas que hemos discutido y acordado es la reducción en el precio de la electricidad, como un insumo productivo e industrial de los más importantes de la planta productiva.
 
Este año se disminuyeron, por ejemplo, las tarifas eléctricas industriales de alta tensión en 20 por ciento, de media tensión en 17 por ciento, y las de baja tensión y comercial en un nueve por ciento; y se permitió a un mayor número de empresas optar por una tarifa de cargos fijos por 12 meses.
 
No obstante estas medidas, en semanas recientes, como todos sabemos, México ha enfrentado un desafío adicional e imprevisto con la aparición del nuevo virus de influenza humana A/H1N1, que ha afectado ya a varias naciones.
 
En el Gobierno Federal somos conscientes de que esta contingencia sanitaria no sólo ha afectado la salud de los mexicanos, sino que también ha impactado la liquidez de muchas empresas y se ha sumado a las repercusiones negativas, que la crisis económica mundial ha generado en nuestro país.
 
Yo tengo, sin embargo, la certeza de que pronto habremos de dejar atrás el momento más difícil de esta coyuntura económica. Pero, y también, que para superarla de manera más rápida, los sectores público y privado debemos hacer un esfuerzo mayor al que hasta ahora hemos realizado.
 
Es por eso que el Gobierno Federal puso en días recientes en marcha medidas adicionales para apoyar a nuestro aparato productivo y proteger los empleos de millones de mexicanos.
 
Entre ellas quiero recordar las siguientes:
 
Uno es, medidas concretas en materia tributaria, para que las empresas puedan reducir de su pago mensual de Impuesto Sobre la Renta el pago en exceso que hubieran realizado en el Impuesto Empresarial a Tasa Única, el IETU; en lugar de tener que esperar hasta el próximo año para poderlo compensar en su declaración anual.
 
Esto reducirá la carga tributaria de las empresas en el corto plazo, sobre todo en su flujo de efectivo inmediato, en más de dos mil millones de pesos, y ha sido una insistente demanda del sector productivo nacional.
 
En segundo lugar. Se acordaron apoyos de más de 500 millones de pesos en exenciones fiscales para empresas del sector turístico y restaurantero del país, que han resultado afectadas; así como 300 millones en descuentos de derechos pagaderos al Gobierno Federal para líneas aéreas y cruceros turísticos, y 200 millones de pesos más, de los ya presupuestados, para destinarlos a la promoción turística en el país.
 
En tercer lugar. Se han abierto llaves adicionales de crédito para pequeñas y medianas empresas que han sido afectadas por la contingencia.
 
Con dos mil 200 millones de pesos de recursos fiscales, se busca detonar créditos emergentes hasta por 11 mil millones de pesos para las micro, pequeñas y medianas empresas del país.
 
Hoy los he convocado, y agradezco su presencia, para compartirles que, adicionales a estos apoyos, se suman los considerados en el Decreto que acabo de firmar y que  otorga facilidades a las empresas para realizar sus pagos al Instituto Mexicano del Seguro Social.
 
Las medidas más importantes para apoyar la liquidez de las empresas en este rubro son las siguientes:
 
Primero. Las empresas podrán pagar en cinco parcialidades iguales, en cinco mensualidades, el 50 por ciento del monto total de las cuotas obrero-patronales, correspondientes a los meses de mayo y junio de este año.

Es decir, en el punto más álgido de esta crisis, se está otorgando un financiamiento por la mitad de las cuotas obrero-patronales de las empresas del país para que puedan sortear este momento de contingencia.
 
Dos. Se elimina por única vez la multa que aplica el Instituto Mexicano del Seguro Social a las empresas que no puedan cumplir oportunamente con el pago de las cuotas patronales, correspondientes al mes de abril; es decir, sabemos que en estos próximos días, el día 17, las empresas tendrían que cubrir, precisamente, sus cuotas correspondientes al mes pasado, que fue el mes más afectado económicamente por la emergencia epidemiológica, decretada en el país.
 
Esta medida que hoy anuncio significa que las empresas pequeñas y medianas que no tengan el flujo de efectivo, el dinero para cubrir sus cuotas este 18 de mayo, el próximo lunes, estarán exentas de la multa de 40 por ciento, que suele aplicar el Instituto Mexicano del Seguro Social por la imposibilidad del cumplimiento de ese pago.
 
Así, brindaremos un alivio inmediato a los emprendedores que enfrentan problemas de liquidez y la imposibilidad de cubrir esta cuota.
 
Tercero. Las medidas anteriores son adicionales al descuento del 20 por ciento en el monto total de las cuotas patronales del Seguro Social para los meses de mayo y junio de este año, que habíamos anunciado ya en días pasados y que equivalen a un apoyo adicional por dos mil 200 millones de pesos.
 
En síntesis, con el Decreto que hoy estamos anunciando, vamos a brindar diversas facilidades de pago y de financiamiento para el sector productivo nacional, vinculado a obligaciones con el Instituto Mexicano del Seguro Social.
 
De esas medidas, recapitulando, primero, un descuento ya anunciado de 20 por ciento en el monto total de las cuotas del bimestre mayo-junio, que se anunció en días pasados.
 
Segundo. Facilidades de pago, a fin de pagar las cuotas de este bimestre, la mitad de las cuotas en cinco mensualidades posteriores al bimestre mayo-junio.
 
Y tercero. La posibilidad de dar una prórroga para el pago de las cuotas del mes de abril, consistente, precisamente, en la cancelación de la multa del 40 por ciento para las empresas que no puedan cubrir sus obligaciones este próximo lunes.
 
Todas estas acciones tienen como objetivo principal aligerar la carga de la planta productiva en lo que se refiere al pago de sus contribuciones al Seguro Social, sin dañar, precisamente, el capital, las reservas del Instituto.
 
Es decir, se trata de un financiamiento que pospone, precisamente, para meses posteriores a las de la emergencia, las contribuciones de las empresas.
 
Con ello, sé que beneficiaremos a las empresas del país, especialmente a las más pequeñas, aquellas que tienen menos de 20 trabajadores y que representan más del 85 por ciento de las empresas afiliadas al Seguro Social y son fuente de ingreso para millones de mexicanos.
 
Lo que busca el Gobierno Federal con estas medidas es evitar que la falta de liquidez de las empresas, generadas tanto por la crisis económica, como por la emergencia sanitaria derivada del surgimiento del brote de influenza, pueda repercutir en despidos de trabajadores o cierres de empresas, que nadie queremos.
 
Este apoyo a la liquidez de los emprendedores representa, sin duda, un esfuerzo extraordinario de todos. Por eso es pertinente subrayar que estas medidas son de carácter temporal, en virtud de que también es muy importante mantener la fortaleza de las finanzas del Instituto Mexicano del Seguro Social; e implica básicamente, una postergación en los pagos, salvo el caso de la cancelación de la multa para el pago de las cuotas que habrían de entregarse este próximo lunes.
 
Es indispensable contar con la responsabilidad de todas las empresas que puedan seguir al corriente en sus pagos. Mal haríamos si no cuidáramos a una institución que ha brindado a las familias del país un servicio fundamental en esta contingencia sanitaria y que ante la coyuntura económica adversa ha seguido apoyando a los trabajadores que, lamentablemente, han perdido su empleo.
 
Señoras y señores:
 
En las últimas semanas, las mexicanas y los mexicanos hemos enfrentado momentos verdaderamente difíciles. Pero han sido momentos que han puesto a prueba nuestro carácter como Nación.
 
Una vez más hemos confirmado nuestra capacidad, como país, para actuar con determinación y solidaridad, y estar unidos en esos momentos difíciles para poder salir adelante.
 
Es, justamente, con esa misma unidad y empuje como construimos lo cimientos de la Nación más fuerte, próspera y generosa, que todos queremos.
 
Yo les agradezco mucho su presencia esta tarde en Los Pinos y les invito a que sigamos sumando esfuerzos para que nuestro país retome lo más pronto posible la ruta del crecimiento.

Sé que lo lograremos, en la medida en que sigamos trabajando muy fuerte por México, como ustedes, trabajadores y empresarios, lo han hecho hasta ahora.
 
Muchísimas gracias. 

RESIDENCIA OFICIAL DE LOS PINOS, Tel. 5093 5300 Atención a la ciudadanía: 01 800 080 1127 (llamada sin costo)
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2012 - Sistema Internet de la Presidencia
POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y MANEJO DE DATOS PERSONALES